Conoce los derechos laborales que tienen las víctimas de violencia familiar

Dejar un comentario

La lucha contra la violencia familiar ahora también está presente dentro del ámbito laboral, gracias a una nueva reglamentación que otorga más beneficios a los trabajadores que sean víctimas de este flagelo. Para adecuarse a las nuevas normas, te presentamos aquí los nuevos derechos de los trabajadores y las obligaciones que deben cumplir los empresarios.

¿De qué se trata la nueva ley sobre violencia familiar?

La ley N°30364, publicada en el diario oficial “El Peruano” el 23 de noviembre de 2015, busca prevenir, sancionar y erradicar cualquier acción o conducta que cause muerte, daño, sufrimiento físico, sexual o psicológico a mujeres o integrantes del grupo familiar en situación de vulnerabilidad.

Dentro de esta norma, el artículo 11 se enfoca en la situación laboral de las víctimas otorgándoles cuatro nuevos beneficios.

violencia familiar
Uno de los nuevos benefícios es la posibilidad de transferencia a otras sedes de la empresa. Foto: iStock, Getty Images

¿Cuáles son estos derechos?

Se trata de beneficios que protegen la fuente laboral de los afectados, con permisos de inasistencias, licencias sin goces de sueldo y posibilidad de transferencia hacia otras sedes de la empresa. En ningún caso estos cuatro derechos representan un incremento en las remuneraciones de los trabajadores.

– Protección de la fuente laboral: Un trabajador que sea víctima de violencia familiar está exento de despido por motivos relacionados con estos actos. Esto significa que si un empleado sufre secuelas físicas o psicológicas y no rinde de manera adecuada en el ambiente laboral, tiene derecho a mantener su puesto.

– Transferencia de sede o de horario de trabajo: Este derecho apunta a favorecer a aquellos empleados que sufren acoso y quieren cambiar de entorno. La ley señala que si la empresa tiene condiciones, puede transferir al empleado hacia otros distritos. En el caso de un emprendimiento pequeño, se puede modificar el horario de trabajo. Este cambio deberá realizarse sin afectar el salario o la categoría del trabajador.

Llegar tarde o faltar: Según la reglamentación, el empleado tiene derecho a faltar cinco días laborales en un lapso de treinta días corridos, o quince días laborables en un lapso de 180 días corridos. Para justificar las faltas debe presentar la denuncia de violencia hecha ante las autoridades policiales.

– Reincorporación: Una víctima de violencia familiar puede pedir ante el Juez a cargo del proceso la suspensión del vínculo laboral por cinco meses consecutivos, que deberán ser evaluados y concedidos por el magistrado. Este pedido implica que el trabajador no reciba remuneración durante este lapso, aunque cuando retorne deberá ser en las mismas condiciones de cargo y sueldo que poseía antes del pedido.

Esperamos que este artículo sobre las nuevas normas sobre violencia familiar te ayude a actualizarte sobre las nuevas leyes laborales y a saber actuar con responsabilidad ante este tipo de situaciones.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos y colaboradores, a través de las redes sociales.

Ingresa para comentar