El azar uno de los factores del fracaso de una empresa

Dejar un comentario

Dejar al destino o al azar el desarrollo de una empresa es algo muy peligroso. El azar puede ser un aliado solo si estas en tu día de suerte. Una empresa necesita de planificación y esfuerzo para poder desarrollarse. La planificación reduce los riesgos de cualquier decisión que se tome en la organización y es una vía segura al desarrollo.

Por el contrario, trabajar sin planificación y confiando en el azar es un camino muy difícil, que trae consigo que los problemas cotidianos se magnifiquen y puedan salirse de control.

El azar versus la estandarización

En el proceso de producción no se puede improvisar, ni dejar las cosas al azar. Gestionar tu empresa de esta forma tan poco profesional afectará a la productividad. Debemos optar por la planificación porque permite que se pueda estandarizar todos los procesos de tu empresa, tanto en producción como en atención al cliente y otras áreas.

azar
Dejar el desarrollo de tu empresa al azar es un riesgo innecesario. Fotos: iStock, Getty Images

La estandarización permite que tus procesos sean predecibles,  puedas medirlo todo y de esta forma planifiques pedidos y cierres tratos con tus clientes. La estandarización te da información de cuánto tiempo toma realizar un producto determinado, cuánto tiempo toma atender un cliente, cuál es el número y peso necesarios para fabricar o preparar tus productos, entre otros aspectos.

El azar versus la optimización

Al estandarizar tu producción y tener todos tus procesos medidos, puedes comenzar a optimizar cada parte o toda tu cadena de producción o servicio. Puedes detectar qué se está haciendo mal y qué deberías mejorar. Esto es algo que sin duda no podrías hacerlo si dejas al azar la gestión de tu negocio.

La optimización permite un mejor cálculo y control del tiempo. Como ya hemos visto en otros artículos, la gestión del tiempo es importante para lograr una mayor productividad.

Desde cuándo se debe planificar

La planificación debe realizarse desde antes de que el negocio comience sus actividades. El documento que contiene las acciones que se deben desarrollar para poner en funcionamiento una empresa, se llama plan de negocios y es el antídoto perfecto frente al azar.

El plan de negocios comprende la misión y visión del negocio, un estudio de mercado para saber qué tipo de personas van a ser tus clientes. Además cuenta con una evaluación económica, un plan de marketing y acciones de control de daños, si es que fueran necesarios.

Si no has podido planificar tu negocio desde antes de que funcione, aún estás a tiempo. Si no estás acostumbrado a planificar puedes comenzar con acciones básicas de tu negocio. Por ejemplo podrías comenzar planificando el peso y el número de  insumos para desarrollar tus productos, también puedes planificar la atención al cliente.

Para desarrollar un plan primero debes establecer tus objetivos, qué es lo que quieres lograr. El siguiente paso es determinar el tiempo en el que se va realizar la acción. Luego debes evaluar que presupuesto necesitas para desarrollar la acción que estas planificando. Finalmente, debes determinar que acciones vas realizar para lograr tus objetivos.

Evita dejar las cosas al azar, trata de medir todos los aspectos en relación al desarrollo de tu empresa.

Te interesará

Big Data: el análisis de datos puede optimizar tu negocio

APP SUNAT permite emitir recibos desde celulares

Ingresa para comentar