Lecciones para dejar tu trabajo e iniciar tu empresa

Dejar un comentario

Dejar un trabajo para iniciar tu propia empresa puede ser algo muy difícil para muchas personas, principalmente porque el miedo a dejar el confort de un trabajo bien remunerado suele paralizar y es muy probable que tú pienses que quizás vas a perder todo o vas a echar todo lo avanzado por la borda.

No es así y prueba de ello son los miles de emprendedores que en el Perú han decidido desarrollar su propio negocio y tomar las riendas de su vida.

La mayoría de emprendedores cuando los entrevistan y les preguntan cómo hicieron para decidirse a comenzar su propio negocio señalan que existen una serie de lecciones que la vida les ha dado y si antes lo hubieran sabido no hubieran tenido tanto temor.

lecciones
Lecciones para dar el gran salto y empezar a trabajar en tu emprendimiento. Foto: iStock Getty Imges

3 lecciones para abrir un negocio

1. Hazlo ya

No existe un momento preciso para comenzar a desarrollar tu propia empresa. La gran lección que nos han dejado otros emprendedores es que cualquier momento es bueno para comenzar a hacer realidad tus sueños.

Esta lección señala que esperar “el momento” tiene que ver con patear para el futuro tus decisiones y dejar pasar el tiempo. Es más posponer esta decisión puede ser perjudicial para el nacimiento de tu empresa porque mientras más lo pienses es probable que quizá más dudas te asalten y al final te desanimes. Piensa que tu negocio es algo que quieres hacer, que te gusta, por eso lo has escogido. Ten fe y lánzate a la piscina.

Solo podrías aplazar la realización de tus sueños para ganar más capital o para dejar ordenadas las cosas en tu trabajo. Pero es necesario que te pongas fechas y comiences con tu emprendimiento.

2. La vida es cambios y más cambios

En la vida nada es para siempre. En la vida todo el tiempo hay cambios y las cosas están evolucionando o involucionando constantemente. Es probable que si te quedas en tu trabajo en algún momento te reemplacen por alguien más joven o por alguien que cobre menos que tú.

Entonces es mejor entender esta lección y hacerte a la idea que de aquí en adelante todo va cambiar pero para bien. No te desanimes si al empezar tu negocio las cosas no son como tu esperabas, lo mejor es adaptarse y fluir en este mundo de cambios. Recuerda que también los clientes están cambiando constantemente es por esa razón que debes adaptarte a su gustos y a sus necesidades.

3. Confía en ti

La última de las lecciones es muy importante. Debes confiar en lo que conoces y en tus capacidades. Si estás comenzando un negocio propio es porque te gusta el rubro en el que te vas a desarrollar y lo conoces. Entonces no tengas temor ni pienses que no eres un experto, confía en lo que sabes y en tus instintos. No tengas temor a equivocarte porque de los errores siempre salen buenas lecciones e ideas para mejorar tu negocio. No te dejes vencer fácilmente por los problemas, recuerda que tu eres el líder de tu empresa y debes ser la persona más trabajadora y la más comprometida con el negocio. Toma las decisiones que debas y nunca dudes.

Ingresa para comentar