4 beneficios de contratar el servicio de gestión de la seguridad de la información para pequeñas y medianas empresas

Dejar un comentario

Ante la ola de ataques informáticos a empresas de todo el mundo, los servicios externos de ciberseguridad representan una opción confiable y económica para prevenir diversas amenazas.

Las cifras del último estudio anual IT Security Risks evidencian que el 25 % de las grandes empresas y el 28 % de las PyMES han admitido que carecen de los recursos internos y de la experiencia necesarios en seguridad informática, lo que determina que sus negocios se vuelvan vulnerables a ataques informáticos. Por ello, una alternativa cada vez más utilizada por grandes, medianas y pequeñas empresas es la de contratar a proveedores externos para garantizar que las necesidades de seguridad de la información del negocio queden cubiertas de forma apropiada.

Aunque el 52% de las más de 4,000 empresas encuestadas en 25 países por el estudio de Security Risks presupone que su seguridad TI se verá comprometida en algún momento, factores como los costos fijos de contratar un proveedor externo que gestione la seguridad informática de la empresa, y cierta desconfianza por el poco conocimiento de estos servicios globales, hacen que solo un porcentaje menor de las PyMES acceda a este tipo de servicios.

Por ello, en esta entrega presentamos las cuatro principales ventajas de contratar un servicio dedicado a gestionar la seguridad de la información de diversas empresas u organizaciones.

1.Experiencia y especialización

La seguridad integral puede ser una tarea sumamente compleja en su búsqueda por minimizar el riesgo potencial de un ciberataque. Por ello, es necesario que esta actividad esté a cargo de personal con experiencia y conocimiento, y que pueda garantizar no solo el mantenimiento de la red de seguridad, sino también la rápida continuidad de la actividad del negocio en caso de que ocurra una intrusión o pérdida de información valiosa. En este contexto, externalizar los servicios relativos a la ciberseguridad permite obtener alcances más complejos que los que usted mismo sería capaz de obtener con sus propios recursos, a la vez que garantiza que la actividad será monitoreada por profesionales expertos en la materia y gestionada a partir de recursos específicamente adecuados para proporcionar un servicio de calidad. Asimismo, este tipo de empresas se mantienen actualizadas con las tendencias de amenazas y riesgos para la seguridad, por lo que proporcionan soluciones inmediatas a problemas imprevistos.

2. Reducción del impacto de la obsolescencia

Los servicios de gestión de la seguridad de la información se basan en un componente eminentemente tecnológico, y requieren de una continua evolución y actualización de equipos y sistemas para afrontar los desafíos corporativos de sus clientes. De esta forma, contratar a un proveedor externo para estos servicios reduce significativamente el impacto derivado de la obsolencia de equipos, asegurando al mismo tiempo que la seguridad de la empresa está respaldada por dispositivos de última generación.

Tercerizar los servicios de ciberseguridad también elimina costos relativos a la adquisición de equipos o centros de respaldo y al espacio físico que estos requieren.

3. Reducción de costes

Subcontratar servicios de ciberseguridad representa un importante ahorro económico en comparación al costo de adquirir software y hardware propios y necesarios para –de forma orgánica– implementar un servicio de este tipo de manera interna. Asimismo, se reducen los costos de contratar personal dedicado a estas tareas y, mediante un análisis minucioso elaborado por el proveedor, puede llegar a disminuir los costes relacionados al consumo de cloud o almacenamiento en la nube.

4.Flexibilidad

Implementar un sistema de seguridad de la información gestionado al interior de una empresa tiene ciertos limitantes, como la poca capacidad de escalamiento y la poca adaptabilidad a nuevas necesidades, sea por el crecimiento abrupto de la empresa, fusiones o creación de nuevas líneas de negocio. Para ello, sería necesario adquirir nuevos sistemas, herramientas y adaptar a los colaboradores de la empresa a los cambios necesarios en el sistema de seguridad de la información.

Contar con un proveedor externo de ciberseguridad, en cambio, brinda una flexibilidad casi ilimitada, pudiendo ampliar el servicio, lo que permite afrontar diversos escenarios propios del crecimiento de la pequeña y mediana empresa o de cambios en las características del negocio.

 

Banner_Seguridad

 

 

 

 

 

Ingresa para comentar