Aprende a diferenciar a un manager de un líder empresarial

Dejar un comentario

El crecimiento de una empresa depende mucho de la forma en que se toman las decisiones. En este artículo vamos a ver cómo distinguir a un manager de un líder, una diferencia que te ayudará también a identificar cuál es tu forma de actuar.

Diferencias entre un manager y un líder

La palabra manager hace referencia a un puesto o a la descripción de un trabajo. Líder, en cambio, es el status que conquista alguien por la forma y la calidad de su trabajo.

El reconocimiento de un líder proviene tanto de sus pares como de las personas que éste tiene a cargo. Mientras que el manager tiene por mayor virtud la gestión, el líder se destaca por su carisma frente a los demás.

Un manager y un líder en el ambiente laboral

El manager es un jefe que controla el trabajo de las personas que tiene a su cargo y también administra las tareas. El líder es un guía, busca innovar e inspirar a las personas que tiene alrededor. En los primeros, la esencia principal es la estabilidad, mientras que los segundos buscan el cambio permanente.

Recuerda que siempre es bueno disponer de ambos en una empresa. Por un lado, el manager tendrá una visión clara para cumplir objetivos y proyectos, mientras que el líder fomenta el trabajo y el armado de equipos para optimizar los resultados.

Forma y filosofía de trabajo de cada uno

Un manager crea reglas y métodos, pues su punto fuerte es la planificación y la organización de la empresa. Un líder busca romper las reglas, pues considera que hacer siempre lo mismo no producirá un resultado diferente.

En relación con la cultura de la empresa, los primeros se manejan de acuerdo con lo establecido y siguen a rajatabla la misión, visión y acción constituidas. Los segundos buscan reformar la cultura laboral no sólo de la compañía sino también de los empleados.

manager
La gran virtud de un manager es la gestión, mientras que la de un líder, es el carisma. Foto: iStock, Getty Images

Relaciones de trabajo

Un manager busca evitar los conflictos y que el trabajo sea con armonía y precisión. Para un líder en cambio, los conflictos son un buen síntoma, porque entiende que el intercambio de ideas favorece a la innovación.

Objetivos

A la hora de tomar decisiones, un manager se ajusta al plan de acción y no cuenta con un plan B o C. El líder, en cambio, discute las decisiones, brinda consejos y también cuenta con más alternativas. En el caso de los primeros, las metas suelen ser más rígidas, mientras que con los segundos hay más libertad.

Estas son algunas de las características que te ayudarán a descubrir cuáles de tus empleados cuentan con estas características. Recuerda que ambas opciones son válidas y que, aplicadas a un negocio, también pueden conducir al éxito.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos y colaboradores, a través de las redes sociales.

Ingresa para comentar