Cómo identificar y contrarrestar las desmotivaciones en tu empresa

Dejar un comentario

Tienes la gran idea para triunfar. Has formado un equipo de talentos para conquistar el mercado. Has elaborado un excelente plan de negocios y las condiciones son favorables. De repente, sin embargo, en plena marcha del negocio, el personal no parece muy entusiasmado. Es hora de revisar cuáles pueden ser esas desmotivaciones.

Cuando un empleado no está a gusto en su trabajo, su productividad llega a caer hasta en un 40%, indica un estudio del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que asocia esa disminución del rendimiento a desmotivaciones relacionadas con algún tipo de depresión.

Causas de las desmotivaciones

Claro que la depresión es un caso extremo, pero sus raíces están en el descontento con las condiciones en que las personas desarrollan su trabajo. Las principales causas identificadas por diversos estudios del sector son:

  • Falta de objetivos o de un plan de desarrollo profesional.
  • Monotonía, exceso de actividades o estrés.
  • Mala relación con los jefes o compañeros.
  • Escasa remuneración.
  • Superiores que no saben escuchar.

Las desmotivaciones tienen un costo humano y también financiero. En Lima, el presentismo laboral (categoría que engloba a las desmotivaciones) representa una pérdida de 3,725 millones de nuevos soles por año, señala Daniel Hernán Valera Loza, doctorando en Ciencias Contables de 2015 por la Universidad Nacional Mayor San Marcos.

desmotivaciones
Diversas estrategias de recursos humanos ayudan al líder a contrarrestar las desmotivaciones. Foto: iStock, Getty Images

Cómo tratar las desmotivaciones

Resulta claro que debes evitar al máximo las causas de las desmotivaciones por esos dos motivos, pero existe un tercer riesgo: un colaborador desmotivado perjudica el ambiente al contagiar su desánimo a otros compañeros.

La mejor estrategia, como sugieren los expertos en recursos humanos, es promover el bienestar del empleado desde su misma contratación. En el reclutamiento se debe analizar si el puesto de trabajo es el apropiado para la persona y prevenir el surgimiento de las causas apuntadas.

Pero la tarea no termina allí. Una vez realizada la contratación, la atención debe ser permanente. “Todo jefe tiene que tomarse un tiempo para conocer a sus trabajadores”, sugiere Maite Nicuesa, del portal de recursos humanos empresariados.com.

La autora sugiere las siguientes actitudes concretas contra las desmotivaciones:

  • Mensajes regulares: No basta dar la bienvenida al empleado y luego olvidarlo o darle únicamente órdenes. Se le debe transmitir mensajes positivos periódicamente pues su situación y sensación dentro de la empresa va variando con el tiempo.
  • Recompensas: Tanto para esfuerzos especiales como para la conclusión de un proyecto, las recompensas neutralizan las desmotivaciones. No necesariamente deben ser en dinero. Una tarde libre, por ejemplo, puede tener un gran efecto.
  • Empatía: al ponerse en el papel del trabajador, los líderes pueden identificar mejor las causas de desmotivaciones que de otro modo no verían y atacarlas de una forma más eficiente, demostrando que saben escuchar y entienden a sus subordinados.
  • Cambio de puesto: esta posibilidad surge de un contacto próximo con el empleado y apunta a darle un puesto afín a su personalidad y talento. Concederle nuevas responsabilidades también produce un efecto muy motivador.

En suma, el mejor antídoto contra las desmotivaciones en un ambiente laboral es ejercer un liderazgo eficaz, algo que se logra no sólo con predisposición natural, sino también con cursos específicos que el sector de recursos humanos podrá incluir en la agenda empresarial.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos y colaboradores, a través de las redes sociales.

Ingresa para comentar