¿Qué determina la rapidez de mi conexión a Internet?

Dejar un comentario

“Mi conexión está lenta…”. ¿Quién no habrá escuchado alguna vez esta frase? Lo cierto es que esta queja constante de usuarios de Internet a nivel mundial también responde a varios factores por detrás. Siga leyendo, descubra qué podría estar ocurriendo en su caso y qué alternativas hay a su alcance.

Cuando se conecta a Internet, lo primero que podrá notar será la velocidad con la cual puede acceder a páginas web, redes sociales o descargar archivos. Si usted usa frecuentemente servicios de streaming de video -como Netflix o YouTube, videollamadas en Skype o transmisiones en vivo en Facebook-, deberá buscar una excelente conexión a Internet con velocidades altas. Por ello, es natural optar por un proveedor de servicio que cumpla con todas sus expectativas.

El Organismo Peruano de Consumidores y Usuarios (OPECU), elaboró un ranking de países de acuerdo a su velocidad de conexión de Internet fija en junio de este año. En dicho ranking, Perú se encuentra en el puesto 75 de 135 a nivel global con velocidades de descarga promedio de 21.4 megabits.

¿Cómo se mide la velocidad?

La rapidez de Internet se determina de acuerdo a la subida y bajada de datos o contenidos hacia el dispositivo que use. Estos dispositivos pueden ser smartphones, computadoras o tablets, y la velocidad se mide en megabits por segundo (Mbps), de modo que contemplando ambos aspectos se puede escoger el plan que se amolde mejor a su consumo y necesidades.

Los planes de Internet para el hogar se basan en la velocidad de descarga y aseguran el 40% de esta; es decir, si contrata un plan de 10Mbps, entonces el proveedor deberá garantizarle como mínimo 04 Mbps de velocidad de descarga.

¿Qué elementos pueden afectar la velocidad de Internet?

Primero se debe determinar el tipo de conexión a Internet con el que se cuenta. Esta conexión puede ser 3G, 4G, módem, banda ancha, Wi-Fi, DSL, cable, entre otras. Una vez que se reconozca el tipo de conexión, se debe considerar el tipo de dispositivo que usará para ingresar a la red. En función de esto, además, la computadora, laptop, smartphone o tablet con la cual se conecte deberá contar con los requerimientos mínimos del sistema recomendados por su proveedor de servicio de Internet.

Por otro lado, también existen softwares maliciosos como spywares, adwares y virus que pueden alterar la rapidez de la conexión, por lo que es conveniente siempre contar con una solución de antivirus, que usualmente se ofrece en presentaciones para empresas que son pagadas, pero cuya inversión representa una gran tranquilidad a nivel de seguridad.

El módem es otro elemento que puede afectar la conectividad, pues si muchos dispositivos están conectados a la vez a un solo router, la velocidad se verá reducida de forma drástica. El lugar donde se encuentra el módem también influye. ¿Y cómo podríamos ubicarlo convenientemente en nuestras oficinas? Una alternativa es usar WiFi Analyzer para observar un mapa de calor y, a partir del mismo, poder determinar el punto óptimo para colocar el módem.

Si es necesario, puede adquirir amplificadores de WiFi para que la señal llegue a distintas zonas de su negocio, pero para ello será preciso contemplar el tamaño del local o las paredes, que también reducen la rapidez de la conexión.

El tráfico de un sitio web puede ser otro factor determinante para la conectividad. Si un gran número de personas ingresa a una página a la vez, algunos podrán acceder y otros, no. En otras palabras, la potencia del servidor que aloja estos sitios también afecta la carga de estos.

Herramientas de medición

Existen varios sitios web que pueden determinar la rapidez de su conexión a Internet. Por ejemplo, puede ingresar a Fast.com y, apenas en cuestión de segundos, conocerá su velocidad de descarga, carga y la latencia, que es el tiempo que demora una página web en descargar.

Otra web muy útil es SpeedTest, que suele usarse como medición oficial para comparar el mejor servicio de Internet local entre varias compañías. También ofrece apps de medición para Android e iOS para velocidades 3G y 4G.

Como puede apreciar, contratar un servicio de Internet confiable no basta para tener una conexión óptima. Debe considerar un buen módem, cuya señal llegue a todos los rincones de la oficina o local y, además, tener dispositivos aptos para recibir dicha señal. Así, podrá sacar provecho de todo el potencial del servicio de Internet que contrate y disfrutar de todas las ventajas que puede ofrecerle la red.

 

 

Banner_Internet Negocios

 

 

 

 

 

 

 

 

Ingresa para comentar