Economía de energía ayuda a reducir los costos de la empresa

Dejar un comentario

Al gestionar una empresa, es preciso atención a todos los factores que interfieren en el beneficio y en los resultados de la institución: cuando el lucro del negocio disminuye, cortar costos operacionales puede ser la solución. Entienda como la economía de energía influencia en este proceso y conozca prácticas sostenibles para ahorrar en el día a día.

Energía eléctrica es más cara en Europa

Imagine la siguiente situación: por algún motivo, el proveedor aumenta el precio cobrado por los insumos y, para no repasar a los consumidores y arriesgar perder la clientela, el empresario busca en las cuentas y planillas alternativas que garanticen la reducción de los gastos. ¿Te suena familiar?

energía
Consumo consciente de energía eléctrica reduce los gastos y garantiza la sostenibilidad de la empresa. Foto: iStock, Getty Images.

Es en ese momento que la economía de energía gana importancia. Después de analizar los costos fijos y variables de todos los procesos, se llega a la conclusión que la empresa sólo conseguirá sobrevivir financieramente si  economiza sus recursos financieros.

Pero el impacto de la economía de energía será diferente de acuerdo con el perfil de la empresa y del local donde ella está situada. Naturalmente, los empresarios que más se benefician de la reducción del consumo son aquellos cuyas empresas están acogidas en los países donde la tarifa es más cara.

De acuerdo con el informe International Electricity and Natural Gar Report and Price Survey, de NUS Consulting Group, los países donde los consumidores pagan más caro por la energía eléctrica son:

1º Italia,

2º Alemania,

3º Reino Unido,

4º Portugal,

5º España.

Vale recordar, aún, que la iniciativa de adoptar prácticas sostenibles que se interesan por el consumo consciente de los recursos puede contribuir para mejorar la imagen de tu empresa. Hay consumidores que valoran estos ideales y aceptan incluso un valor diferenciado en relación al mercado cuando la empresa lo justifica con razones conectadas a la sostenibilidad.

Cómo economizar energía en tu empresa

Seleccionamos algunas medidas simples para disminuir el consumo de energía de tu empresa, reduciendo los costos con electricidad:

Aprovecha la luz solar

Se estima que más de la mitad de la energía eléctrica consumida en oficinas esté relacionada a la iluminación de los ambientes. Para aprovechar la luz solar, el consejo es aumentar las ventanas, mantener las persianas levantadas, disminuir las reparticiones entre sectores y pintar las paredes de los ambientes con colores claros.

Dependiendo de la viabilidad, también puede merecer la pena contratar un arquitecto que ayude a crear un proyecto con un techo especial, privilegiando la incidencia de los rayos solares.

Readecua los sistemas de iluminación

Aún acerca de la iluminación, tal vez sea útil realizar un estudio para descubrir si la posición y la localización de las lámparas es ideal para tu ambiente.

Invertir en lámparas más eficientes, que consumen menos energía para la misma cantidad de luz generada, también es una buena idea, aunque el valor unitario sea superior. Por último, no te olvides de instalar sensores de presencia para accionar las lámparas en ambientes estratégicos, como pasillos.

Aire fresco versus aire acondicionado

En el verano, es difícil permanecer en ambientes cerrados sin que el aire acondicionado esté conectado. Considerado un malvado en la cuenta de energía, él requiere atención especial. En primer lugar, dé preferencia a los modelos más eficientes de consumo, analizando las opciones del mercado de forma rigurosa. En segundo lugar, verifica que el aparato no quedará expuesto al sol en el área externa, pues eso exige más del equipo.

Después, busca privilegiar el aire fresco, apostando en el pasaje de aire – lo que implica una apertura y una salida – y en vegetación natural dentro de los ambientes. Los jardines verticales con plantas insertadas dentro de recipientes especiales pueden ayudar. Además, invertir en el aislamiento térmico, con ventanas dobles, por ejemplo, puede ser interesante en las ciudades donde el calor es intenso.

Reorganiza los turnos de trabajo

Si tu empresa tiene una mini-industria, merece la pena descubrir en cuál momento la energía eléctrica es más cara, en razón del pico de consumo. En general, eso ocurre en la noche, cuando las personas llegan en casa, conectan las luces y se bañan, pero hay variaciones de acuerdo con la cultura de cada local.

Si las máquinas responsables por la producción tienen un consumo muy alto, puede merecer la pena interrumpir el trabajo en este periodo y retomar de madrugada, con turnos específicos para esto.

No te olvides del mantenimiento preventivo

Las máquinas tienen un ciclo de vida útil, por eso necesitas estar atento al funcionamiento de los equipos realizando mantenimientos preventivos periódicas. Los propios aparatos de aire acondicionado, si no tienen los filtros limpios, tienden a aumentar el consumo.

Opciones sostenibles garantizan economía de energía

Además de actuar para economizar energía con pequeños cambios de hábito y alteraciones puntuales en la estructura de la empresa, es posible invertir en prácticas sostenibles de consumo y generación de energía. Esto significa, por ejemplo, utilizar energía solar para calentar el agua, reutilizar la energía disipada por la empresa en forma de calor e instalar generadores eléctricos propios para los horarios en que la electricidad alcanza su mayor valor.

Son estructuras que requieren una inversión en la sede de la empresa, lo que tal vez inviabiliza la idea en establecimientos alquilados. Aún así, merece la pena investigar fuentes de energía renovable para reformular la matriz energética de la empresa. Un buen consejo, en este caso, es tomar como ejemplo las grandes organizaciones, que adoptan modelos  de oficinas sostenibles de consumo, impulsando prácticas similares en la comunidad.

Existen varias alternativas para quienes desean reducir el consumo de energía eléctrica y aliviar las finanzas de la empresa. La viabilidad de cada opción va a depender del contexto en el cual estás insertado, lo que incluye legislación, carga tributaria, localización, espacio interno, etc.

Evalúa las estrategias con atención y, si juzgas necesario, contrata profesionales especializados en el asunto. Recurrir a quién tiene experiencia puede hacer la diferencia en el medio y largo plazo.

Si los consejos te fueron útiles, comparte este artículo en las redes sociales y trae a tus amigos, compañeros y seguidores para la discusión. Si existe alguna duda acerca del asunto, no hesites en dejar tu comentario.

Ingresa para comentar