La palabra y la confianza en la gestión empresarial

Dejar un comentario

Tener palabra es tener compromiso, es cumplir lo que se promete. Cuando damos nuestra palabra, no hay documentos de por medio, solo la confianza de ambas partes de que se va cumplir la promesa dada. No obstante, la palabra no es una moneda común en estos tiempos.

Esa es la razón por la cual debemos desarrollar la confianza tanto entre nuestro colaboradores, proveedores y clientes con el objetivo de que nuestra palabra tenga valor. Según el asesor creativo empresarial, Francisco Guerra García, además de la confianza se necesita coherencia para poder honrar la palabra, es decir se debe tener una actitud lógica y consecuente con lo que pregona y con lo que se promete.

La palabra y la confianza

Para Francisco Guerra García tanto la palabra como la confianza siempre es un camino de ida y vuelta, es decir va desde la empresa, el líder, el gerente y vuelve por el lado de los stakeholders o públicos que tienes la empresas como son los clientes, colaboradores o trabajadores y proveedores.

palabra
La palabra es un compromiso que se debe cumplir. Fotos: iStock, Getty Images

Sin embargo, la confianza no es algo que gana de un día para el otro. Se logra con mucho trabajo y con la disposición de los públicos. Uno de los mejores caminos para lograr la confianza de los públicos de una empresa es negociar.

Francisco Guerra García, al igual que el teórico de la gestión de empresas Stephen Covey, opina que negociar significa buscar una tercera vía, donde no haya perdedores ni ganadores, sino dos posiciones con el objetivo de salir adelante.

Agrega que se debe desterrar la idea muy arraigada en algunos empresarios peruanos de que negociar es un enfrentamiento o un encuentro entre dos posiciones opuestas y que una va ganar y la otra va perder.

Nivel de confianza en tu palabra

Para conocer cuál es el nivel de confianza que tienen tus colaboradores con la empresa o con su líder, Francisco Guerra García, señala que se pueden hacer preguntas simples del tipo: ¿Cómo te sientes en la empresa?, ¿Qué has ganado o perdido?

Agrega que también se pueden usar metáforas y formular preguntas del tipo: ¿Cómo te sientes trabajando aquí? Las respuestas siempre son metafóricas del tipo: me siento una mosca, Superman, en un cuento de hadas, entre otras.

A través de las respuestas puedes hacerte una idea de cómo se siente el colaborador, qué le molesta y qué aspectos le impiden  tener confianza o qué aspectos de la gestión le dan confianza y si ellos creen en tu palabra.

Acciones para ganar la confianza

Para ganar la confianza de los empleados primero se debe hacer una muy buena inducción a los trabajadores nuevos y también a los antiguos para recordarles cuál es la visión y misión; es decir hacia dónde va la empresa.

Además se debe capacitar a los trabajadores, se debe abrir muchos canales de comunicación para tener una relación más cercana y personal. Asimismo, se debe saber cuáles son las sanciones y los premios que otorga la empresa a sus trabajadores por una buena o mala performance. Finalmente se debe delegar para crear la confianza necesaria y de esta forma empeñar la palabra.

Ingresa para comentar