Pesca: el calentamiento del mar genera grandes capturas de peces

Dejar un comentario

El calentamiento del agua del mar, entre tres y cuatro grados por encima de lo normal, sigue siendo la señal más evidente de la presencia del fenómeno climático El Niño, calificado en Perú como moderado. El lado positivo del fenómeno es que las corrientes cálidas favorecen la pesca.

De esta manera, se generan grandes capturas de peces en las costas de Lambayeque, en el noroeste de Perú, especialmente de caballa y bonito, que son las variedades con más presencia en los puertos de la región.

Buen nivel de pesca

Los especialistas estiman que este buen nivel de pesca se registrará durante todo el verano o mientras continúen las aguas calientes que llegaron por El Niño. En el último año se registró un aumento de más del 100% de la pesca de caballa y bonito, particularmente.

Por el calentamiento de las aguas que registró entre noviembre y diciembre, en 2014 se desembarcaron 8000 toneladas de pescados y mariscos en los puertos de Lambayeque. En 2015 la cifra aumentó de manera significativa, llegando a las 18.000 toneladas. Los pronósticos apuntan a que en 2016 se superen las capturas de 2015.

Los números del bonito y la caballa de 2015 son también muy significativos: los desembarques de bonito en los puertos de la región fueron de 1.611.985 kilogramos, muy superior a los volúmenes de agosto, cuando se registraron apenas 44.449 kilos.

Algo parecido ocurrió con la caballa, que en agosto registró un desembarque de 56.595 kilos y al mes siguiente superó los 275.300 kilos. Por el contrario, la pesca de especies que viven en aguas profundas y frías registró una tendencia a la baja y el pronóstico es que seguirá disminuyendo.

pesca
Los especialistas estiman que el buen nivel de pesca se extenderá durante el verano o mientras continúen las aguas calientes que llegaron por El Niño. Foto: iStock, Getty Images

Puntos positivos y negativos

El fenómeno El Niño provocó, por un lado, un incremento extraordinario de la pesca de bonito y caballa, que contrasta con la escasa pesca de otras especies que emigraron hacia el sur por el calentamiento de las aguas, lo que termina perjudicando a miles de pescadores.

Además, como consecuencia del calentamiento de las aguas, se reportaron 150 lobos marinos muertos a lo largo de 95 kilómetros de la costa de Lambayeque.

Aunque no se determinó la causa de la muerte, es posible que algunos pescadores los hayan golpeado para evitar que estos animales dañen las redes y se coman el poco pescado que pudieron atrapar en el trabajo diario.

Ante la llegada de El Niño, el Consejo Regional de Pesca de Perú ofreció un curso en el que se dieron recomendaciones a los pescadores, para que exploten el bonito y la caballa, pero también para que adecúen sus artes de pesca y no se vean perjudicados por la ausencia de especies.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos y colaboradores, a través de las redes sociales.

Ingresa para comentar