Las bases de datos suministran información para tomar decisiones

Dejar un comentario

Contar con bases de datos de clientes es una de las pocas maneras de disponer de buena información para que una empresa pueda tomar decisiones basadas en algo más que una intuición.

Después de haber invertido esfuerzos y dinero en montar bases de datos, la clave está en cómo hacer para potencializar esa información almacenada y evitar que quede vieja e inútil en poco tiempo.

Mejor información, menos costos, mejores resultados

No basta sólo con conocer los datos básicos de los clientes (sexo, edad, profesión, gustos). También es importante identificar direcciones falsas, por ejemplo, o incorrectas o aquellas que están duplicadas.

Las bases de datos con información de mala calidad pueden implicar mayores costos de comercialización y la posibilidad de malinterpretar el verdadero perfil de los clientes.

Identificar cuáles son los segmentos de alto valor te permitirá buscar aquellos clientes con características parecidas en los niveles más bajos y trazar una estrategia para subirlos de nivel. De esta forma, habrá más gente queriendo comprarle a tu empresa.

base de datos
El desafío de una empresa es evitar que la información de las bases de datos quede obsoleta. Foto: iStock, Getty Images

Clientes fieles y rentabilidad

Es importante entender que los clientes más fieles no siempre son los más rentables a corto plazo. Para entender esto hay que analizar y hacer proyecciones sobre cada segmento.

Una forma de extraer información valiosa es estudiar la información negativa y no quedarse sólo mirando los datos positivos.

Para esto es importante estudiar por qué se perdieron clientes, cuáles fueron las experiencias negativas con la empresa y el feedback negativo recibido.

Todo esto te servirá para obtener información que puede llegar a ser mucho más reveladora que aquella que ofrecen los informes meramente positivos.

3 claves para aprovechar las bases de datos

1. Conocimiento

Conocer al cliente (sexo, edad, gustos) o, si se trata de empresas, saber cuál es el tamaño, sector, ubicación geográfica. Con estos datos puedes mejorar la atención al cliente almacenando características particulares y realizando recomendaciones personalizadas.

2. Análisis

Al analizar la evolución de la empresa, se pueden determinar variaciones en la cantidad de clientes. Conociendo el número de clientes nuevos y viejos puedes evaluar cómo va el negocio. Las bases de datos son también un buen sistema de alerta en caso de pérdida de clientes.

3. Decisiones estratégicas

Conocer a los clientes actuales sirve para determinar a cuáles segmentos nuevos intentará llegar la empresa. Además, contar con los datos de contacto de los clientes habituales (fundamentalmente el correo electrónico) hace más fácil la transmisión de información.

En definitiva, las bases de datos son una valiosa fuente de información para tomar decisiones estratégicas. Incorpóralas a tu negocio y notarás que son un excelente refuerzo para sumar a tu intuición.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos y colaboradores, a través de las redes sociales.

Visita también

Ingresa para comentar