Cómo buscar el producto viable mínimo para tu negocio

Dejar un comentario

Al comenzar un negocio, tu primer objetivo debe ser encontrar un producto o servicio capaz de suplir las necesidades y resolver los problemas de tus consumidores. Sin embargo, para esto, se necesitan muchas pruebas. Es ahí cuando entra el producto viable mínimo. Pero ¿Sabes qué es y cómo surgió este concepto?

El producto viable mínimo viene del inglés, minimum viable product, o MVP, que significa justamente esto, un producto capaz de ejecutarse con el menor gasto posible, es funcional y permite que el emprendedor ejecute las pruebas de sus conceptos. Así será posible corregir eventuales errores y problemas hasta llegar a la versión final.

El concepto lo creó y difundió la obra Lean Startup, del escritor y consultor Eric Ries. El libro es utilizado por emprendedores que se inician en el escenario de las startups, pues presenta un concepto más barato de negocios, que tiene como objetivo reducir costos con el fin de hacer los índices de escalabilidad más competitivos dentro del mercado.

La búsqueda por el producto viable mínimo   

El objetivo del producto viable mínimo es probar la hipótesis. La CEO del Keynote Speaker, Selma Prodanovic, explica que este es un medio esencial para las pruebas. “Tú desarrollas un prototipo para ver si tu idea funciona y, especialmente, para probarla en el mercado”, relata. Además, Prodanovic cita otros objetivos del MVP: encontrar compañeros estratégicos y también verificar el potencial de producción de la empresa.

Es preciso resaltar aquello que el nombre dice, pero que a veces pasa desapercibido por los emprendedores. El MVP no puede reducir sus funciones ni ser un prototipo barato. El producto debe ser viable, mantener la calidad, ser capaz de conquistar un público inicial y demostrar sus ventajas frente a la competencia cuando se lance la versión final.

 

producto viable mínimo
El producto viable mínimo debe ser funcional y demostrar la capacidad del negocio al mercado. Foto: iStock, Getty Images

En un artículo publicado en The Next Web, el fundador del Crew, Mikael Cho, concuerda con esa idea. Según él, la construcción  de un producto viable mínimo puede hacer que economices tiempo y dinero, pero eso no es una invitación abierta para producir algo de calidad inferior.

Por eso, debes preguntarte si ese producto tiene la calidad necesaria para resolver el problema del cliente. Partiendo de ese principio, y teniendo en cuenta este asunto durante todo el proceso, puede ser más fácil elaborar el prototipo de tu negocio.

¿Te gustó saber más sobre cómo tu empresa debe buscar el producto viable mínimo? Entonces aprovecha también para compartir este contenido con tus amigos, compañeros y colaboradores, a través de las redes sociales.

 

Ingresa para comentar