¿Por qué delegar tareas es importante para el crecimiento de la empresa?

Dejar un comentario

Es común que las empresas nazcan a partir de un deseo individual de hacer la diferencia e imprimir una marca en el mercado. Especialmente en pequeños y medianos emprendimientos, es muy común que esta centralización de las tareas permanezca por un buen tiempo, pero en algún momento surge la necesidad de delegar tareas.

El dueño de una pequeña empresa debe administrar las finanzas; supervisar y orientar a los trabajadores;  y ayudar en la producción. Sin embargo, cuando la empresa comienza a crecer, descentralizar algunas de estas funciones es fundamental. Finalmente una sola persona por más empeñada y competente que sea, no puede asumir todas las demandas que exige un negocio.

delegar tareas
Para garantizar los resultados esperados, lo ideal es conversar constantemente con los trabajadores. Foto: iStock, Getty Images

Cuándo es el momento de delegar tareas

Aunque es importante que el propietario conozca un poco de cada sector de la empresa, esto no significa que deba ser bueno en cada uno de estos,  lo cual es normal.

Por eso, para Susan Heathfield, consultora de gestión y escritora de Recursos Humanos de la web About.com, uno debe aprender a identificar las debilidades y encontrar personas que puedan superarlas.

Finalmente, el negocio no va a crecer sin que se aprenda a delegar tareas y a encontrar trabajadores  que cumplan responsabilidades que inicialmente eran centralizadas. El consejo de la especialista, especialmente para quien está comenzando, es tener claro los resultados que se necesitan alcanzar y los puntos que exigen un feedback constante. Así, si hay algún error, hay tiempo para intervenir.

Escoger a quién delegar tareas

La seguridad al delegar tareas también depende de tener confianza en la persona contratada y en el trabajo que ofrece. Por lo tanto, al momento de la entrevista de selección, busca conocer cada detalle del candidato y enfócate en las experiencias y conocimientos que puede aportar a la empresa.

“Por ejemplo, en una industria, en un primer momento el propietario está haciendo la parte de la comercialización, la contratación de los trabajadores, las finanzas y pedidos. Él debe contratar gradualmente las personas que tienen experiencia en cada una de estas áreas”, ejemplifica Susan.

Finalmente, el propietario puede indicar cómo prefiere que se haga el trabajo y aconsejar para que los métodos utilizados sean óptimos, pero difícilmente va a disponer del tiempo necesario para comenzar el entrenamiento de alguien que nunca trabajó en el área.

El feedback no debe dejarse a un lado. Puede ocupar algún tiempo extra en el día a día, pero garantiza la comprensión entre las dos partes y la atención a los detalles que pueden ser mejorados en la rutina. Para Susan, el método más eficiente es realizar conversaciones informales a menudo, ya sea para discutir metas o para elogiar el trabajo que se realiza. Entre más seguidas sean estas, más eficientes serán que las evaluaciones anuales.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos, compañeros y colaboradores, a través de las redes sociales.

 

Ingresa para comentar