¿Qué es la inteligencia de negocios y cómo aplicarla en las empresas?

Dejar un comentario

La inteligencia de negocios se refiere a los procesos de manejo e integración de datos de una organización, para convertirlos en información relevante. Incluye el uso de conceptos, métodos de trabajo y herramientas, sobre todo tecnológicas. Dichos datos son almacenados en repositorios o bases que permiten analizarla de diferentes maneras.

Inteligencia de negocios

Para cualquier pequeña y mediana empresa es importante el manejar los datos de su operación y que utilizan en forma parcial que les permitan identificar oportunidades de negocios. Y es acá, donde las herramientas tecnológicas de inteligencia de negocios son invaluables.

¿Qué tener en cuenta para apostar por la Inteligencia de Negocios?

Existen diferentes niveles de apropiación de la inteligencia de negocios. Estos dependerán del estado en el que se encuentre la empresa y de las necesidades que detecten. Los siguientes puntos pueden ayudarte a tener una visión sobre cuándo es pertinente apostar por la inteligencia de negocios.

  • Identificar las fuentes de datos para poder ordenarlas.
  • Validar que estas fuentes tengan datos que puedan utilizarse. Es decir que tengan integridad, que se puedan actualizar, que estén limpios y estandarizados.
  • Hacer un listado de indicadores de gestión. Estas son medidas utilizadas para determinar el éxito de un proyecto o una organización. Estos suelen establecerse inicialmente y con el tiempo son utilizados para evaluar el desempeño y los resultados.
  • Es importante tener un presupuesto definido para la compra de las herramientas tecnológicas que apoyen la inteligencia de negocios. Es acá, donde el uso de herramientas de licencia abierta (“open source”) resulta muy conveniente, justamente porque una Pyme difícilmente cuenta con grandes recursos para la adquisición de tecnología. Herramientas tales como: Raombi, Panorama, Alteryx , Cognos,  Spago PentahoCognosSAPQlikview, Microstrategy, Tableau  JasperBirt y Rapidminer son algunas de las que se pueden considerar, dependiendo del presupuesto disponible y el alcance deseado.
  • Para adquirir una herramienta de inteligencia de negocios, hay que considerar: su alcance, funcionalidad, tecnología y la arquitectura de cada opción, lo que definirá criterios técnicos y funcionales que nos permitan compararlas para decidir sobre su adquisición. El nivel de integración de una solución con otras aplicaciones, existentes y futuras de la Pyme es muy importante.
  • La garantía de la empresa desarrolladora, lo mismo que el soporte y servicio técnico son esenciales para la toma de la decisión, ya que las herramientas de inteligencia de negocios se utilizan a largo plazo y es importante el asegurar su continuidad en el tiempo.
  • La búsqueda de personal técnico y operativo que puedan sacar el máximo provecho a una herramienta de inteligencia de negocios también es útil. La capacitación del personal es una salida pero dependerá mucho del perfil de las personas y de las herramientas que se seleccionen.
  • Una vez adquirida e implementada la herramienta, también es muy importante el definir los reportes, gráficas, “dashboards” que permitan visualizar de la mejor manera la información y los indicadores de gestión de la organización. Estos deben ser fáciles de entender y que proporcionen realmente información clave para la toma de decisiones en la organización.
  • Los procesos para darle seguimiento y continuidad a la inteligencia de negocios son también muy importantes. Temas como la seguridad, integridad y confiabilidad de los datos son claves, pero realmente los procesos de recolección y manejo de los mismos por parte de los miembros de organización deben también tomarse en cuenta.

En general una Pyme busca, al utilizar herramientas de inteligencia de negocios, cumplir con varios objetivos:

  • Obtener respuestas rápidas y fáciles
  • Reducir costos en el manejo de la información.
  • Obtener métricas a través de los indicadores de gestión que les permitan alinear fácilmente el negocio a sus objetivos y poder cumplir las metas de corto y largo plazo.

Esta mediciones sobre el progreso del negocio de una Pyme permiten, no solo mejorar la gestión, sino que realmente pueden apoyar la rentabilidad y sostenibilidad, y lo más importante, planificar el futuro al reconocer oportunidades de negocio potenciales y la posibilidad de sacar ventaja de las mismas.

Imagen destacada @FutUndBeidl, distribuida con licencia Creative Commons BY-SA 2.0

Ingresa para comentar