Trabajo de casa: buenas razones para adherir tu empresa

Dejar un comentario

Las reuniones y las interrupciones son algunos de los causas de la disminución de productividad en las empresas. Por eso, muchas compañías permiten que los colaboradores hagan el trabajo de casa. La modalidad (home office, en inglés) permite concentrarse más en las tareas y ofrece también más confort a los profesionales.

Además de la productividad, el trabajo de casa ayuda a la empresa en la retención y atracción de talentos. A continuación, dos buenas razones para adherir a este modelo de organización en tu negocio.

¿Por qué permitir el trabajo de casa?

Si tu empresa no contempla home office, repensar esta condición podría traer buenos resultados. La especialista en el tema Marina Sell Brik, autora de cuatro libros sobre trabajo de casa y consultora del Instituto Trabajo Portátil, comenta sus ventajas.

Aumento de la productividad

La productividad del colaborador que practica home office aumenta entre 20% y 50%, explica Sell Brik. “En la oficina hay muchas distracciones, desde el movimiento general de personas hasta el compañero que te interrumpe para mostrar algo o conversar. Está probado que, tras una interrupción, una persona lleva cerca de 10 minutos para retomar su línea de pensamiento”, detalla.

Cuando un empleado tiene mayor libertad para cumplir su trabajo, termina valorando más el tiempo de trabajo y optimiza su desempeño. Esto genera un círculo virtuoso de productividad. “Si el colaborador tiene un objetivo claro para cumplir y disciplina, el día de trabajo va a rendir mucho más en un ambiente sin interrupciones o reuniones innecesarias”, compara la especialista.

Retención y atracción de talentos

La retención y atracción de talentos son grandes desafíos para el sector de recursos humanos de una empresa. Ofrecer el trabajo de casa puede contribuir para ello, principalmente a la generación Y (nacidos entre mediados de las décadas de 1970 y 1990).

“Pero no sólo las nuevas generaciones: los colaboradores de esta generación también exigen una postura más humana de las empresas. Muchos están en edad de comenzar una familia o de cuidar de sus padres, o incluso cuestionar las antiguos formas que no caben más en sus rutinas”, apunta. Es entonces cuando se preguntan: “¿Para qué ir todos los días al trabajo si puedo hacer este trabajo en cualquier lugar? ¿Por qué no puede haber más flexibilidad?”

trabajo de casa
La modalidad home office favorece una mayor productividad de los profesionales. Foto: iStock, Getty Images

Cómo evaluar la idea

Aún con estos beneficios en mente, puedes preguntarte si el trabajo de casa es ideal para tu empresa. ¿Cómo decidir si debes ofrecer esta posibilidad? La especialista recomienda probar.

“Recomiendo comenzar de a poco, iniciar con una prueba piloto y después ir ampliando. Es fundamental que consultes primero con los sectores de tecnología de la información, recursos humanos y derecho, para poder implementar un programa de trabajo remoto efectivo”, aconseja Sell Brik.

Esto significa que, si decides apostar en esta idea, debes considerar varios detalles. De manera general, debes considerar cuestiones tecnológicas (plataformas compatibles y seguridad de la red), además de cuestiones laborales (horas extras y contratos).

Para asegurarte de que el empleado no se distraerá en su casa, el consejo es trabajar con metas, evaluaciones y reuniones periódicas.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre el asunto, comenta a continuación. Y aprovecha también para compartir este contenido con tus amigos, compañeros y colaboradores, a través de las redes sociales.

Ingresa para comentar