Análisis de mercado simplificado: cómo garantizar el éxito de tu empresa

Dejar un comentario

Antes de crear una empresa o lanzar un producto, es preciso calcular las posibilidades de éxito. Para hacerlo, la principal herramienta es el análisis de mercado, que concentra las investigaciones en tres ítems principales: competencia, consumidores y proveedores.

El análisis de mercado, como parte fundamental del plan de negocios de una empresa, requiere la ayuda de asesoría especializada, además de investigaciones cualitativas y cuantitativas. Entiende cómo actuar para garantizar el éxito de tu proyecto.

El análisis de mercado contra los ideales de Steve Jobs

La necesidad de invertir en un análisis de mercado es válida para la gran mayoría de las empresas, pero no configura, necesariamente, una regla. Si pretendes crear productos innovadores e idealizar nuevas necesidades para los consumidores, como lo hace Apple, tal vez esta investigación pueda obviarse.

analisis de mercado
Conocer los futuros clientes, los competidores y los proveedores es el primer paso para el éxito de tu empresa. Foto: Shutterstock

“Algunos afirman: ‘Debes dar a los consumidores lo que desean’. Sin embargo, no es así como yo pienso. Las personas no saben lo que necesitan hasta que se lo muestras. Es por eso que nunca invertí en investigación de mercado. Nuestra tarea es leer aquello que todavía no está en la página”, argumenta Jobs en la biografía publicada por Walter Isaacson.

Con estas premisas, Apple revolucionó el mundo de la tecnología y alcanzó un  lucro histórico, convirtiéndose en la  empresa con más alto valor de mercado de la historia –  Apple vale más de  US$ 700 billones.

Cómo hacer un análisis de mercado

Sin embargo, si tus objetivos son más modestos y todo lo que pretendes hacer es crear una empresa que garantice confort para tu familia, tal vez sea interesante recurrir al análisis de mercado para identificar las posibilidades de éxito de tu futura compañía. Para hacerlo, concentra tu análisis en tres ítems:

Consumidores

Es necesario entender que, al comprar productos, los clientes desean resolver problemas. Tu tarea, por tanto es vender soluciones y la única manera de hacerlo es comprender a tu público objetivo en profundidad. Considera tres aspectos principales:

Perfil: descubre la etapa etaria de tu público-objetivo, su género, dónde y con quién vive, dónde trabaja, cuánto gana y cuál es su nivel de escolaridad.

Comportamiento e intereses: ¿qué cantidad, con qué frecuencia, dónde y a qué precio compra tu público? ¿Qué tipo de producto pretendes ofrecerle?

Factores decisivos: identifica qué motivo lleva a las personas a decidir una compra: ¿el precio, la calidad, la marca, el plazo de entrega o la atención?

Competencia

En primer lugar, descubre quiénes son tus principales competidores. Enseguida, visítalos y analiza sus puntos fuertes y débiles, identificando, principalmente, sus deficiencias.

Observa la calidad de los materiales utilizados, descubre el precio que cobran, anota las condiciones de pago a disposición de los clientes y analiza la atención en general.

Después de esta investigación deberás responder si existe espacio para tu empresa y si es posible competir con la competencia.

Proveedores

Los proveedores son todas aquellas personas y empresas que viabilizan las materias primas y el equipamiento necesarios para la operatividad de la empresa. Es necesario analizar herramientas, móviles, utensilios, embalajes y servicios.

Debes estar atento a cuestiones como el precio, la calidad, las condiciones de pago y el plazo de entrega y mantener un registro actualizado de todas las empresas o personas que ya proveen insumos a tu empresa.

A partir de los datos recogidos, define si es necesario realizar cambios en el proyecto inicial para que atienda la demanda, supere la competencia y garantice la mejor relación costo-beneficio con los proveedores.

Ingresa para comentar