Aprende a desarrollar el prototipo de tu producto

Dejar un comentario

El primer paso para que una empresa recién creada conquiste sus primeros clientes es poner su producto en el mercado. Sin embargo, esto sólo debe suceder, después de muchas pruebas y la garantía de que no tendrá la más mínima oportunidad de presentar defectos. Aquí surge el prototipo, elemento fundamental para el control de calidad del producto. Pero ¿cómo elaborarlo, y cuál es su impacto en los resultados de tu startup?

Cómo desarrollar un prototipo

El primer paso para la elaboración de un buen prototipo es entender que probablemente presentará errores. Si hay un momento perfecto para que eso suceda, es este. De acuerdo con la especialista en empresariado y fundadora de Brainswork, Selma Prodanovic, cuanto más rápido detectes estos errores, más tiempo tendrás para corregirlos. ‘El prototipo es tu versión de prueba. Debes detectar los errores a tiempo para cambiar y adaptarte a las necesidades del mercado y a los recursos disponibles’, explica.

prototipo
La elaboración de un prototipo debe obedecer los conceptos del MVP, al mismo tiempo tiene que corroborar tus ideas. Foto: iStock, Getty Images

A la hora de desarrollar el prototipo, el emprendedor debe tener en cuenta el concepto de Minimum Viable Product (producto mínimo viable), el MVP. Es decir, es necesario que compruebes tu hipótesis, que funcione y, al mismo tiempo, que no tenga costos elevados. Es a través de este que podrás encontrar su potencial de producción y compañeros estratégicos. ‘Además, el prototipo sirve especialmente para probar el mercado’, relata Selma.

A veces, el proceso de desarrollo de prototipos puede ser agotador y desmotivador. Pero se trata de una etapa muy importante de aprendizaje, que aunque larga, es fundamental para el éxito de los negocios.

De acuerdo con la especialista, si algo no funciona inmediatamente, no significa que sea un fracaso. ‘Es sólo una parte del proceso de selección negativa. O sea, verás que de aquella forma, tu producto no funcionará’, agrega.

El prototipo puede ayudar a conseguir inversiones

Además de la importancia de las pruebas para verificar los errores, tener un prototipo para presentar puede ayudarte a conseguir inversores. Con algo concreto para mostrar, queda más fácil que los interesados inviertan al ver tu idea aplicada, lo que transmite más credibilidad, confianza y ayuda a disminuir la sensación de riesgo en los negocios.

Pero vamos despacio, el prototipo no es suficiente para obtener recursos. De acuerdo con Selma, muchos inversores sólo invierten después de ver algunas pruebas, pero el camino entre la idea y la práctica es demasiado largo. Para la especialista, tener un prototipo significa que ya probaste muchas hipótesis y resolviste positivamente una serie de interrogantes, pero aún hay más trabajo por hacer. ‘Tener un prototipo no significa que conseguirás producirlo’, puntualiza.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos, compañeros y colaboradores, a través de las redes sociales.

Te interesará

Convocatoria: conoce 5 opciones para las startups

Conoce una guía básica para la lealtad del cliente

Los tipos de asesoría más útiles para un pequeño negocio

Windows XP: Conoce los riesgos de seguir usando el sistema

Conoce 4 estrategias de marketing digital para pet shop

¿Emprender sin dinero es posible?

Ingresa para comentar