Aprende a elaborar una buena propuesta comercial

Dejar un comentario

Si tienes una buena estructura de propaganda y cuentas con empleados competentes pero aun así no logras el número de clientes ni los contratos que la empresa se ha propuesto, el problema de tu negocio puede estar en la propuesta comercial. Más que tener un buen negocio, tienes que convencer  de que tu producto o servicio presenta la mejor relación entre beneficio y precio.

¿Pero cuál es la mejor forma de elaborar una buena propuesta comercial? No hay una fórmula única. Sin embargo, algunos temas son fundamentales. La presentación de la propuesta y el argumento, por ejemplo, son obligatorios. Los precios también deben estipularse en la presentación, en la que debes detallar también cuestiones como cronogramas de entrega. También debes incluir tus datos de contacto.

Otro consejo es ser creativo cuando elabores la propuesta comercial: si sales de lo convencional y muestras soluciones diferentes e innovadoras, tus oportunidades de éxito aumentarán. Pero atención: no exageres.

El lenguaje también es importante. Debes ser claro y objetivo, sin abusar de términos técnicos. Es fundamental que la propuesta contenga todas las informaciones necesarias, pero que éstas sean claras.

propuesta comercial
La elaboración de una propuesta comercial requiere conocer las necesidades del potencial cliente. Foto: iStock, Getty Images

3 pasos para una buena propuesta comercial

Los pasos siguientes te servirán para elaborar una propuesta comercial y mejorar el contacto con tus potenciales clientes.

1. Estudia qué necesita tu cliente

Antes de presentar una propuesta comercial tienes que saber lo que busca tu potencial cliente y cuáles son sus necesidades. Es recomendable hacer algunas preguntas como: ¿Cuál es el objetivo de la empresa? ¿Qué papel tiene cada uno en relación con ese objetivo? ¿Es razonable el tiempo de trabajo para ejecutar las tareas necesarias? ¿Mi empresa está capacitada y tiene los recursos para concluir el proyecto? Esto te ayudará a saber si debes proseguir o no con la oferta.

2. Comprende al cliente

La mejor manera de comprender al cliente es conversando. Intenta identificar cuáles son las preocupaciones de las personas que trabajan en la empresa a la que apuntas, cuáles son sus políticas operacionales y cuál es la filosofía de gestión que practican. Identifica lo que les gusta y lo que no les gusta, para mejorar luego los puntos negativos.

Las informaciones técnicas también son importantes. Verifica hace cuánto tiempo esa empresa está en el mercado, quiénes son los responsables de tomar decisiones, cuáles son sus principales productos y servicios y quién son sus competidores directos. Si no puedes obtener personalmente esas informaciones, consulta a otras fuentes disponibles, aprovechando internet, por ejemplo.

3. Desarrolla una metodología

Ahora que determinaste tus objetivos y entendiste a tus clientes, es hora de desarrollar la metodología que usarás para alcanzar tus metas. Escribe la propuesta que le presentarás al cliente de acuerdo con las necesidades de ambas partes.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos, compañeros y colaboradores, a través de las redes sociales.

Soluciones moviles pro  empresas

Ingresa para comentar