6 tips para fortalecer la seguridad de la información en su PyME

Dejar un comentario

Consejos para minimizar riesgos en su empresa y prevenir pérdidas de archivos e información ante un ataque informático.

Desde hace algunos años, y a partir de masivos ciberataques a empresas de toda escala, la seguridad de la información se ha convertido en una preocupación constante en las pequeñas y medianas empresas. A diferencia de las grandes compañías, que invierten ingentes recursos en redes de seguridad, son las PyMES las que se presentan con ciertas desventajas en un contexto de constantes cambios tecnológicos y diversas amenazas a la información reservada: por un lado, capacidad limitada de inversión y poca cultura sobre seguridad de la información y, por el otro, un menor control sobre las conexiones a Internet corporativas.

A pesar de estas limitantes, las nuevas tecnologías permiten que las PyMES puedan desarrollar diversas medidas preventivas a precios accesibles, y así garantizar una adecuada protección de la información de la empresa. Y aunque lo recomendable es contratar algún servicio corporativo para gestionar el sistema de seguridad informática de cualquier empresa, por pequeña que esta sea, es también cierto que existen diversas buenas prácticas que evitarán que, ante un eventual ciberataque, la empresa no sufra la pérdida de información sensible. Por ello, le presentamos seis tips para asegurar la protección de datos de una PyME.

1. Concientizar y capacitar a los colaboradores de la empresa

Antes de cualquier acción preventiva, es imprescindible sensibilizar a los colaboradores de la empresa sobre los efectos negativos de la pérdida de información, así como sobre el impacto de una eventual infección de los sistemas informáticos del negocio. Las cifras indican que la gran mayoría de los virus y malwares que ingresan a redes corporativas se debe al mal uso de Internet por parte de los colaboradores, que muchas veces ingresan a sitios web no seguros o abren e-mails maliciosos. Por ello, y como parte de una política de seguridad, en la red de cualquier empresa conviene aplicar el principio del mínimo privilegio, permitiendo el acceso a la información solo a aquellos trabajadores que la necesiten estrictamente y estableciendo quién puede acceder a cada tipo de información.

 2. Usar un servicio de firewall profesional

El firewall es un sistema que permite proteger a una computadora o una red de computadoras de los ataques que llegan desde Internet. Este servicio filtra los paquetes de datos que llegan por la red y asegura la confidencialidad en la transferencia de los datos a través de la creación de redes privadas. Si bien existe una infinidad de servicios gratuitos en la red, estas versiones suelen ofrecer un servicio con funcionalidades limitadas y con una protección muy básica ante ataques informáticos, por lo que lo más conveniente es contratar un servicio que se encargue de toda la gestión de la red de seguridad de su empresa y que pueda brindar una asesoría técnica continua.

 3. Software antimalware

Un malware es un software capaz de vulnerar sistemas primarios de seguridad y de generar un daño o infiltración en los sistemas informáticos de un usuario o de una empresa. Ante ello, un software antimalware es un programa diseñado para prevenir, detectar y solucionar los problemas causados por archivos maliciosos que entran en contacto con los dispositivos personales o redes. Por ello, un software de seguridad robusto es la piedra angular sobre la cual se basa cualquier plan de seguridad.

4. Configurar filtros contra SPAM en su e-mail corporativo

El correo electrónico continúa siendo una de las vías de comunicación más utilizadas en las empresas. Por esta razón, es el vector más utilizado por los ciberdelincuentes para perpetrar ataques, a través de e-mails masivos que contienen adjuntos maliciosos o enlaces a sitios inseguros. Estas malas prácticas pueden generar diversos problemas en la red corporativa e, incluso, contener los temidos ransomware, archivos malignos que encriptan información importante y por la cual piden un rescate económico.

En este contexto, es imprescindible contar con medidas de seguridad en los servidores y soluciones antispam a través de diversos servicios ofrecidos en el mercado. Paralelamente, será importante explicar a los colaboradores la importancia de un buen uso del correo electrónico corporativo y de no manejar información sensible en cuentas de correo personales.

5. Actualizaciones de software

Las actualizaciones de software proporcionan muchas revisiones para el sistema, como agregar funciones nuevas, eliminar las desactualizadas, actualizar controladores, proporcionar correcciones de errores y, quizá más importante, reparar vulnerabilidades detectadas en un sistema operativo o un programa de software. Por ello, aunque puedan parecer una molestia, las actualizaciones de software son una importante medida preventiva para garantizar su seguridad en Internet en la red de cualquier empresa.

6. Realizar copias de seguridad fiables.

Aunque los esfuerzos en seguridad se centran en evitar las consecuencias de un eventual ataque a la información de una empresa, es importante también tener un adecuado plan de recuperación ante ataques que pudieran comprometer archivos con información importante. Por ello, se hace necesario contar con un buen backup o respaldo, para hacer frente a posibles incidencias y contratiempos, reduciendo así los tiempos de recuperación y minimizando los daños que pudiera ocasionar un ataque informático a la empresa.

Banner_Seguridad

 

 

 

 

 

Ingresa para comentar