Fintech en Perú: servicios financieros digitales

Dejar un comentario

Conoce más sobre el fenómeno mundial de las startups financieras y el futuro de los emprendimientos fintech en Perú.

fintech peru, fintech, startups financieras. start up fintech. start up financiera. start up. servicios financieros por internet

A raíz de la crisis financiera mundial del 2008, muchos bancos en Estados Unidos y Europa cayeron en bancarrota. Para aprovechar esta brecha en el mercado, algunos banqueros se asociaron con empresas de tecnología y crearon las primeras fintech.

Según Accenture, entre los años 2010 y 2015 el financiamiento de emprendimientos fintech en el mundo pasó de US$ 2 mil millones a más de US$ 22 mil millones.

Por otro lado, según el informe 2018 de Finnovista sobre América Latina y el Caribe, el mercado de las fintech en esta región ha experimentado un aumento del 66 % en un año. Brasil lidera el ranking con 380 startups fintech.

¿Qué es una fintech?

Es una empresa que funciona como intermediaria entre las corporaciones financieras y las personas – quienes muchas veces no tienen acceso al sistema financiero-, a través de canales 100 % digitales. Cubren prácticamente todos los servicios financieros, acercándolos a los usuarios de una forma innovadora, amigable y rápida.

¿Deben temerles los bancos a las fintech?

Al principio, el mundo financiero miraba con desconfianza a este tipo de startups, suponiendo que les robarían mercado. Ahora los bancos son los principales clientes o socios de muchas de estas empresas, ya que facilitan el acceso del público a diferentes servicios financieros de una manera innovadora.

¿Qué servicios financieros ofrecen las fintech en Perú?

Según el estudio de Finnovista 2018, el Perú es el país con el segundo crecimiento más rápido en la región en emprendimientos fintech: 256 % anual. Esto confirma el tremendo potencial de este tipo de empresas en el país.

Algunas de las categorías de los servicios financieros por internet que se ofrecen a través de una fintech en Perú son las siguientes:

  1. Crowdfunding
    • Son aquellos servicios financieros que favorecen la cooperación colectiva. Gracias a ellos, varias personas pueden acumular un fondo común para lograr diferentes objetivos económicos. Un ejemplo de crowdfunding en Perú es Yuntas.
  2. Pagos y envíos
    • Una de las gestiones más importantes de todo negocio es identificar y contactar proveedores o socios.
    • Un emprendimiento fintech en Perú con soluciones para estas necesidades es AlToke, con una plataforma capaz de ubicar rápida y fácilmente pequeños negocios en diferentes rubros, desde florerías hasta farmacias. Además, permite que estas empresas formen redes sociales privadas. A través de ellas hacen intercambios monetarios de manera segura.
  3. Préstamos
    • Existen empresas de servicios financieros digitales que se especializan en el análisis de riesgo. Los bancos se ahorran la infraestructura y los recursos para este análisis, y el solicitante del préstamo ahorra en tiempo y molestias.
    • Un ejemplo de fintech para préstamos financieros es Kontigo, una startup que utiliza la data de diversas entidades reguladoras y supervisoras en el Perú como Reniec, SAT, centrales de riesgos, Sunat, entre otros. Una vez que obtiene el resultado, informa al banco si el solicitante está apto para recibir el préstamo.
  4. Asesoría en finanzas personales
    • Son aquellas aplicaciones que ayudan a las personas en el control de sus cuentas. Unicuenta, por ejemplo, ofrece herramientas que organizan y categorizan ingresos y gastos. También alertan cuando se excede una línea de crédito o la capacidad mensual de gastos, y emite balances.
  5. Ahorros
    • También se han desarrollado emprendimientos fintech que ofrecen asesoría en ahorros. Combinan información del mercado financiero local y crean con ella una solución adaptada a las necesidades de cada persona.
    • Mediante un sistema tipo subasta, TasaTop permite que diferentes entidades financieras ofrezcan sus tasas de ahorro preferenciales, el sistema elige la mejor y se emite un certificado.

Si este artículo le gustó, ¡lo invitamos a compartirlo en sus redes sociales con más emprendedores!

Ingresa para comentar