De qué forma los servicios de la nube benefician

Dejar un comentario

Los servicios de la nube es donde los datos se almacenan, administran y procesan en una red de servidores alojados de forma remota en Internet. Se han vuelto muy populares entre las empresas porque ofrecen considerables ahorros junto con alta seguridad, enorme capacidad y una gran cantidad de servicios administrados. El alojamiento en la nube ofrece a las empresas muchas ventajas, echemos un vistazo a 10 de más importantes.

10 beneficios de los servicios en la nube

1. Ahorra dinero

El resultado final para cualquier empresa que desee adoptar una nueva tecnología es si ofrece una buena relación calidad-precio y un buen rendimiento a su inversión. Lo bueno de los servicios de la nube es que no se necesita tener un hardware propio, ya que todo está alojado en los servidores del proveedor. Esto significa que se puede ahorrar en el costo del hardware y, además, puede prescindir de los costos de funcionamiento de un centro de datos propio. No se tendrá que pagar por el espacio, la energía, la seguridad o el aire acondicionado, ni deberá cubrir los costos de mantenimiento.

2. Recursos escalables al instante y precios de pago sobre la marcha

Si se cuenta con un centro de datos y se necesita aumentar los recursos informáticos, se debe comprar, instalar y configurar un nuevo servidor de alto costo. Si solo se necesita esa capacidad para cubrir una demanda a corto plazo, surgen dos problemas. En primer lugar, se está gastando en algo que trae gastos de mantenimiento a largo tiempo y, en segundo lugar, si se presenta una falla durante su uso se debe corregir de inmediato y sin respetar presupuestos.

Con la información en la nube, la escalabilidad viene incorporada. Por ejemplo, si se requieren recursos adicionales debido a un pico inesperado en el tráfico del sitio web, solo con solicitar un aumento de capacidad será suficiente. Si ese pico es temporal, siempre se puede pedir reducir las capacidades, ya que los pagos son en función al uso, solo se pagan los recursos adicionales que se utilicen. De esta forma, la nube proporciona una mayor agilidad y un mejor uso de los recursos.

3. Ventaja estratégica competitiva

Los tiempos de implementación en la computación basada en los servicios de la nube son casi nulos, y las aplicaciones siempre están en línea, se pueden usar de inmediato, lo que puede darte brindar una ventaja estratégica sobre los competidores que aún no han adoptado la tecnología en la nube.

Además, la escalabilidad mencionada anteriormente significa que las empresas más pequeñas que normalmente estarían en desventaja frente a empresas más grandes con mayor capacidad interna, ahora se encuentran en igualdad de condiciones sin la necesidad de invertir muchos recursos en sus propios centros de datos.

4. Alta disponibilidad

A medida que las empresas se vuelven dependientes de las aplicaciones para ejecutar operaciones críticas, el tiempo de inactividad puede ser desastroso. Una falla de los servidores puede provocar que se detenga por completo la producción de una empresa, las pérdidas pueden ser significativas.

El alojamiento en la nube, sin embargo, elimina la posibilidad de que el servidor falle y cause un tiempo de inactividad del 100%. Esto se debe a que los clientes están alojados en máquinas virtuales que, en caso de un problema, se pueden migrar a otros servidores. El diseño hiperconvergente de la nube protege contra todo, desde la falla completa del servidor, lo que permite que las aplicaciones de misión crítica estén disponibles todo el tiempo.

5. Rápido rendimiento

Para ser competitivo, los proveedores de servicios de la nube necesitan actualizar constantemente su tecnología para satisfacer las demandas de sus clientes. Como resultado, la nube ofrece servidores de alto rendimiento con tecnología como CPU potentes y unidades SSD súper rápidas.

Además, el equilibrio de carga se utiliza para enrutar las solicitudes de los clientes de una manera que maximice la velocidad y la utilización de la capacidad. De esta forma, cuando los servidores están ocupados, la carga se distribuye para que ningún servidor sufra problemas de rendimiento, y con tantos servidores a su disposición, un proveedor de la nube siempre puede garantizar que el rendimiento se optimice de manera constante.

6. Se agregan nuevas aplicaciones

Antes de la llegada de la computación en la nube, podría tomar mucho tiempo lograr que las nuevas aplicaciones funcionaran sin problemas. Las aplicaciones basadas en la nube, sin embargo, han reducido significativamente el tiempo requerido para una ejecución exitosa. La mayoría de las aplicaciones basadas en la nube se pueden usar de forma instantánea después del registro.

Esto ofrece muchas ventajas a las empresas. Uno, en particular, es que las empresas que migran a la nube pueden beneficiarse de las aplicaciones de inteligencia artificial y aprendizaje automático a las pocas horas de haberse registrado.

7. Mayor seguridad

Con el alojamiento en la nube, su empresa está protegida contra el pirateo, la infección y el robo de datos internos. Los proveedores de la nube deben cumplir con una serie de estrictas normas de seguridad para proteger los datos de sus clientes. Esto incluye el uso de una tecnología robusta de firewall que cuenta con sistemas de prevención de intrusiones y protección contra virus en flujo. Estos detectan y aíslan las amenazas antes de que lleguen a su servidor.

8. Trabajo más flexible

Los servicios de la nube proporcionan una mayor flexibilidad en la forma de trabajar de los empleados. Como está basado en Internet, el personal puede acceder a los archivos dentro y fuera del lugar de trabajo, lo que les permite laborar de forma remota o en la oficina. Muchas compañías están usando esto para dar a los empleados condiciones de trabajo más flexibles y reducir la cantidad de espacio físico en las oficinas. Con el fin de reducir costos, muchos consejos locales han reducido enormemente el gasto de espacio de oficina al permitir que el personal trabaje desde su casa.

El personal puede acceder al sistema de la empresa utilizando dispositivos habilitados, como teléfonos inteligentes y computadoras portátiles, y puede colaborar en tiempo real con otros compartiendo archivos sincronizados y utilizando vídeo llamadas.

9. Favorable al medioambiente

Mover el sistema a la nube significa que no necesitará su propio centro de datos y puede reducir significativamente la huella de carbono. No será necesario encender los servidores ni mantenerlos frescos. Sin embargo, existen más beneficios ambientales que simplemente reducir la huella de carbono. Una vez que haya migrado a la nube, se encontrará que el proveedor usa energía de manera más eficiente y que la que gasta es menor a la que se usaría con su propio servidor. De esta manera, la computación en la nube reduce el impacto global en el medio ambiente.

10. La nube está habilitada para el futuro

Con el crecimiento del Internet de las cosas, la cantidad de datos que las empresas recopilan y procesan va a aumentar exponencialmente.

El análisis de Big Data proporciona información vital para impulsar el desarrollo empresarial y las empresas que tienen los recursos para llevarlo a cabo son las que obtendrán más. Los servicios de la nube son, de lejos, la opción más rentable para almacenar y procesar enormes cantidades de datos. Además, proporcionan la implementación sencilla de las aplicaciones necesarias para llevar a cabo ese proceso.

Si tienes alguna duda, sugerencia o consejo sobre este tema, comenta a continuación. Aprovecha para compartir este contenido con tus amigos y colaboradores, a través de las redes sociales.

Te interesará

¿Quieres conocer nuestros servicios para tu negocio?

Ingresa para comentar