¿Cómo lograr una gestión empresarial efectiva?

Dejar un comentario

Son múltiples los factores internos y externos que condicionan el éxito de un negocio. Las personas que administran un negocio deben tener amplios conocimientos y habilidades para mantener y hacer crecer una empresa. La gestión empresarial es un proceso desafiante y complejo que implica tomar decisiones en áreas clave de un negocio.

Uno de los principales desafíos de los responsables de la gestión empresarial es adaptarse a los cambios del mercado; en el mundo de la tecnología y de la información quedarse atrás es perder competitividad y con ello clientes.

Gestión empresarial: ¿Qué hay que tener en cuenta?

La gestión empresarial es necesaria para responder a esta dinámica; observar los cambios en la demanda, en la tecnología, y tomar decisiones para garantizar la rentabilidad del negocio.

Sin embargo, se siguen cometiendo muchos errores en la gestión de los negocios: exceso de confianza en la planificación, olvidarse del presupuesto, no escuchar y rechazar opiniones, manejar mal las finanzas; por lo que es importante conocer las claves para una buena gestión empresarial.

5 claves para un buen manejo de la gestión empresarial

1.     Mantener una planificación realista

Planificar es fijar el rumbo, y aunque haya razones para pensar que el negocio será un éxito, la prudencia es la norma a seguir. Fijar metas pocos realistas puede conducir a tomar malas decisiones: como por ejemplo, una  gran compra anticipada de inventario y que la previsión en las ventas no se materialice; el efecto inmediato es un desajuste en el flujo de dinero, poniendo el riesgo el pago a empleados y proveedores.

2.     Gestionar el presupuesto

El presupuesto es una herramienta que sirve para planificar, coordinar y controlar los ingresos y gastos de un negocio. Su gestión implica hacer seguimiento a su ejecución en el tiempo e informar para la toma de decisiones.

El responsable de la gestión empresarial debe evaluar las causas de las desviaciones presupuestarias; por lo general se refieren a retrasos en la ejecución de las actividades y previsiones insuficientes.

3.     No descuidar el Marketíng y las ventas

El marketing es una actividad que debe ser permanente. Los responsables de la gestión empresarial, suelen en ocasiones de bonanza, concentrar todos sus esfuerzos en producción; el problema aparece cuando la economía marcha mal, sino se ha hecho el trabajo de marketing se puede perder mercado.

4.     Comprender las finanzas

Uno de los objetivos de todo negocio es crecer. Pero para hacer nuevas inversiones, adquirir inventario comprar equipos se requiere dinero. Por lo general, se debe acudir al financiamiento; pero si los responsables de la gestión empresarial no tienen conocimiento sobre los indicadores financieros ¿Cómo podrán tomar la mejor decisión?

Para una buena gestión empresarial se requiere conocer las herramientas financieras para optimizar el uso del dinero.

5.     Aprender a delegar

Saber optimizar el tiempo es clave para la gestión empresarial. Cuando no se confía en los subordinados la consecuencia inmediata es la sobrecarga de trabajo; el gerente no le dedicará el tiempo suficiente a las otras áreas estratégicas  ni a la planificación futura.

Cuando se sabe delegar, se beneficia al empleado y al negocio; el responsable de la gestión empresarial puede producir más y con mejor calidad.

¿Quieres conocer nuestros servicios para tu negocio?

Ingresa para comentar