Marketing experiencial: ¿De qué se trata y por qué implementarlo?

Dejar un comentario

El internet cambió el mundo, pero el marketing cambió el internet. La geografía cibernética que conocemos hoy en día se ha visto influenciada directamente por la manera en la que se hace negocios en la web. Si bien casi todos los rubros se benefician de esta maravilla moderna, hay pocos que hayan tenido un avance tal como el marketing experiencial.

Beneficios del marketing experiencial

¿Qué es el marketing experiencial?

 

Esta categoría de mercadeo tiene sus inicios en pleno cambio de siglo. Las empresas y marcas se dieron cuenta de que podían agregarle más valor a su producto. El cual embelesara al cliente por la experiencia personal que pudiera brindarles. Esto a su vez generó un nuevo enfoque a sus productos; en este sentido, el cliente se siente identificado y relacionado con la marca, por lo que se fideliza.

 

Comparte una Coca Cola

El marketing experiencial funciona interactuando directamente con el cliente. Un ejemplo perfecto de esto fue la campaña de Coca Cola que inició en Australia; tuvo tanto éxito que se extendió por el mundo.

Colocaron en las latas “comparte una Coca Cola con” seguido de un nombre propio común. Esto llevó a los clientes de la marca a comprar el producto con el fin de regalarlo a alguien más. La idea fue tan acertada que logró vender 250 millones de botellas y latas en más de 70 países.

El imperio del freemium

Una buena analogía para los productos freemium es la vuelta de prueba en un concesionario automotriz. Este modelo de negocio le ofrece al cliente de manera gratuita un producto con capacidad limitada. Ya sea por tiempo, anuncios, capacidad o funcionalidad.

La experiencia completa, cómoda y más valiosa aparece en el momento en que se paga por el producto prémium. Unos de los grandes exponentes de este modelo son King, productores del juego Candy Crush, quienes facturan alrededor de 230 millones de dólares al año. Y en el ámbito laboral, Dropbox, con 270 millones de dólares al año.

Marketing experiencial y marketing de guerrilla, los buenos aliados

 

La mezcla del marketing de guerrilla con el marketing experiencial es una idea cada vez más recurrente. Un caso relevante es el de LG y su campaña “So real it’s scary” (Tan real que da miedo).

En esta, se instalaron monitores en el piso de un ascensor, produciendo la sensación de que la superficie se desmoronaba y dejando a la vista de quien se subía, un falso fondo. La campaña intentaba demostrar la nitidez de la imagen de los dispositivos.

 

Hoy más que nunca es un momento ideal para el marketing experiencial. Gran parte del desarrollo económico gira en torno a la tecnología de la información. Este rubro brinda modelos de negocio a los que es aplicable y efectivo.

¿Quieres conocer nuestros servicios para tu negocio?

Ingresa para comentar