Marketing operativo y marketing estratégico: alineados con los objetivos empresariales

Dejar un comentario

Los expertos en marketing que establecen metas tienen un 49 % más de probabilidades de reportar un éxito sobre ellas, a diferencia de aquellos que no lo hacen. Al llevar a cabo un plan de marketing, hay dos niveles: el marketing operativo y el marketing estratégico; ambos influyen directamente en el modelo de gestión de los objetivos empresariales. Pero ¿son lo mismo?, ¿cuál es la diferencia?, ¿necesitamos de ambos en el desarrollo de nuestras metas?

Cómo gestionar el marketing operativo

Cuáles son las principales diferencias entre marketing operativo y estratégico

En pocas palabras, un plan estratégico comparte su visión para el futuro, mientras que un plan operativo establece cómo llegarán allí de forma diaria o semanal. Ambos conceptos describen los planes de una empresa para el futuro, pero en diferentes contextos.

Un plan de marketing estratégico plantea una visión desde objetivos amplios. Entre ellos se pueden contar algunos clásicos como aumentar las ventas o la participación en el mercado. El plan de marketing operativo plantea tácticas puntuales. Algunas pueden incluir el uso del precio como punta de lanza para alcanzarlo.

  • El tiempo como factor determinante

El plan estratégico describe los objetivos a largo plazo para los próximos tres a cinco años. Lo que se hará para lograr esos objetivos en el corto o mediano plazo se describe en el plan de marketing operativo.

  • Cómo se perfilan para lograrlo

El estratégico se basa en acciones relacionadas con el estudio y un análisis profundo del entorno de la empresa. Entre ellos se cuentan los clientes y competidores, las oportunidades y las amenazas. El plan de marketing táctico se basa en acciones relacionadas con la comunicación, políticas de productos, precios, distribución y comunicación.

  • De dónde salen los recursos

El presupuesto para movilizar toda la operación proviene de su plan estratégico, no de su presupuesto operativo. Por ejemplo, si necesita recortar el presupuesto anual de su departamento, se debe considerar qué elementos no se alinean con el plan estratégico. Si se define como objetivo establecer una presencia fuerte online, el presupuesto de la fuerza de ventas debe recibir recortes. Esta inversión será entonces destinada a fortalecer el blog o las redes sociales.

¿Hacia dónde debe estar orientada una empresa?

 

Comprender la planificación estratégica frente a la planificación operativa no significa que se debe elegir uno de ellos. Solo se debe fortalecer el que más lo necesite. Para ser una empresa centrada en la estrategia, se necesita un plan estratégico y planes operativos departamentales. De manera similar, si la compañía no tiene un plan estratégico completamente desarrollado, los esfuerzos deben estar encaminados a cubrirlo.

A pesar de que los objetivos de marketing estratégico puedan ser conceptuales, se debe tratar de hacerlos lo más específicos posible. Por ejemplo, en lugar de establecer un objetivo para aumentar las ventas, se debe establecer un objetivo para aumentar las ventas en un cierto porcentaje o en un segmento de mercado específico, como mujeres, adultos mayores o padres.

Lo que debe quedar claro es que uno no funciona sin el otro, el éxito de la estrategia global se basa en unificar ambas dimensiones como partes de todo un proceso.

¿Quieres conocer nuestros servicios para tu negocio?

Ingresa para comentar